Tramites para aceptación de herencia

Pasos para aceptar una herencia

Tras el doloroso momento de la pérdida de un ser querido, toca el tedioso momento de «mover papeles», y entre ellos los trámites de las herencias.

Tedioso porque tras recoger el certificado de defunción, lo primero que debes saber es si el fallecido ha dejado testamento o, sin embargo, ha fallecido sin testar. El notario al que se le encargue el trámite, deberá solicitar el certificado de últimas voluntades, junto con el certificado de seguros de vida. El primero sirve no solo para saber si el familiar redactó testamento, sino para saber cuál fue el último que otorgó, que es el que determina quiénes son los herederos, además de los legalmente contemplados en nuestro ordenamiento jurídico. El segundo sirve para saber si el causante tenía suscrito o no un seguro de vida, y en qué compañía.

Defunción testada y defunción intestada

En el caso que el fallecido hubiera otorgado testamento ante notario (habitualmente), hace falta que tengas en cuenta el protocolo de dicho testamento. Una vez recibido dicho protocolo, a pesar de que en la mayoría de los casos los familiares o herederos disponen de una copia simple, se procede a su lectura y, en su caso, aceptación o renuncia.

Cuando el certificado de últimas voluntades es negativo, es decir, que no se han dejado por escrito las últimas voluntades, las herencias deben someterse a la declaración universal de herederos Ab Intestato. En ese caso, el notario, deberá tener en cuenta lo contemplado en el ordenamiento jurídico, habitualmente, el Código Civil Español (o foráneo si fuera el caso).

A continuación, es necesario que obtengas los certificados de las cuentas bancarias, de las fincas de las que era titular, de los vehículos y liquidar el impuesto de sucesiones.

En conclusión, se trata de una serie de trámites indispensables para los que siempre es aconsejable contar con un abogado que te ayude en todo el proceso.

Sin comentarios

Añadir un comentario